Frederik Delius de comerciante a compositor

Frederik Delius de comerciante a compositor

     He aquí un gran compositor inglés cuyas obras empezaron a apreciarse en lo que valen después de su muerte.

    Nació en Bradford el 20 de enero de 1863. Su familia le mandó muy joven a La Florida (EE.UU) para administrar unos naranjales. Aprovecha los ocios que aquel empleo le permiten para estudiar música sin maestro. Este autodidactismo dura varios años, hasta que se decide a tomar un profesor: Tomás F. Ward. Concluidos sus estudios con este, deja el comercio y se dedica exclusivamente a la música.

Frederik Delius de comerciante a compositor

      Ejerce el cargo de profesor en Danville (Virginia) y se traslada a Europa. Ingresa en el Conservatorio de Leipzig, donde recibe fructuosas enseñanzas de Jadassohn y Reinecke, terminadas las cuales se establece alternativamente en París y en una casa de campo de Grez-sur-Loire que adquiere. Entonces empieza Delius a producir obras importantes.

Frederik Delius de comerciante a compositor

    La música de Delius, de factura moderna para su época y de realización consciente, nunca ofende con extravagancias innecesarias ni rebuscadas disonancias. Su lenguaje es siempre lógico, claro. Su técnica instrumental y vocal, perfecta. Es sin disputa uno de los más culminantes músicos modernos que ha tenido Inglaterra.

Le interesará leer:  Joan Brudieu y la polifonía catalana del Renacimiento

     Al final de su vida se quedó ciego y, sus últimas obras, que dictó al piano, fueron realizadas por un joven discípulo suyo. Murió en su casa de Grez-sur-Loire el 10 de Junio de 1934.

     Su vasta producción consta de: seis óperas, de las que se destacan “Kuanga” (1877); Romeo und Julia auf dem Dorfe (1907); Fenimore (1910); de las obras corales: Appalachia, Lea Drift, A Mass of Life, Songs of Sunset, Garden, Dance Rhapsody, On hearing the first Cuckoo in Spring, North Country, Sketches, Eventyr.

     Compuso además un Concierto para piano; un Concierto para violín; un Doble Concierto para violín y violoncelo, numerosas canciones y otras obras no catalogadas.

Comenta desde Facebook

Deja un comentario