Edvard Grieg y sus melodías poéticas

     Poquísimos compositores hay de tanta originalidad musical que, al escuchar unos cuantos compases de sus obras, sea posible determinar quién los escribió. Grieg es uno de ellos. Nació en Bergen, Noruega, el 15 de Junio de 1843. Las primeras lecciones de música se las dio su madre, que le mandó después a Leipzig para perfeccionarse en el Conservatorio de aquella ciudad. Trabajó con Moscheles y Reinecke. En 1863 fue a Copenhague y estudió con Gade. Quiso, con Richard Nordraak, crear la música nacional noruega y el año 1867, fundó en Cristianía (Oslo) la Unión Musical, que dirigió hasta 1880.

Edvard Grieg y sus melodías poéticas

Edvard Grieg y sus melodías poéticas

     Da notables audiciones de las obras maestras de la música antigua y moderna. Hace varios viajes a Italia, donde conoce a Liszt, que le felicita y anima a proseguir en el camino nacionalista que ha escogido. También visita Alemania, ya como compositor maduro. El editor Peters prevé que aquella música inspirada y de un estilo nuevo obtendrá una rápida difusión y la lanza al público con acertada propaganda. Peters no se equivoca.

Le interesará leer:  Alfonso X El Sabio-Su Aporte a la música y la Cultura

     Ya en 1866, Grieg entra en relaciones con Ibsen, relaciones que no culminan en franca amistad. Intima, en cambio, con Bjornson, la otra lumbrera literaria de Noruega. Compone música de escena para los dramas “Sigurd Jorsalfar y Olaf Trygvason de Bjornson y, para Peer Gynt de Ibsen. De esta última obra extrae dos Suites que recorren el mundo entero.

Grieg muere en Bergen, el 4 de Septiembre de 1907.

Edvard Grieg: Peer Gynt Suite No.1

Edvard Grieg y sus melodías poéticas

    Su música es auténticamente nacional y de ahí su atrayente originalidad. Tiene, además, vena melódica y resoluciones armónicas personales, todo ello realizado con una técnica que sin llegar a ser trascendental, es acendrada, conviniendo exactamente a las características de su estilo. Todas sus obras poseen un cierto perfume poético, una distinción, que las colocan en lugar aparte entre los compositores de su época. Y contienen algunas audacias armónicas que harán de Grieg casi un precursor de Debussy.

Le interesará leer:  George Gershwin

Edvard GriegObras vocales: Varias colecciones de Lieder; El Solitario y El Retorno; Baladas para barítono, coro y orquesta; Ante la Puerta del Claustro, para soprano, coro de mujeres y orquesta; Album para coro de hombres, cuatro Psalmos para barítono y coro mixto a capella.

Obras para piano: Diversas colecciones; diez cuadernos de Piezas Líricas, una Sonata, la Suite Holberg (transcrita para cuerda); Danzas noruegas a cuatro manos (transcritas para las dos manos y para orquesta); Romanza y Variaciones (para dos pianos); Danzas Sinfónicas a cuatro manos; Humorescas, Romanzas y Baladas.

Obras instrumentales: Tres Sonatas para violín y piano; una Sonata para violoncelo y piano; un Cuarteto para cuerta.

Obras Orquestales: En Otoño, obertura; Suites extraídas de Peer Gynt y de Sigurd Jorsalfar y cuatro Danzas sinfónicas. Con solista: Concierto para piano y orquesta, op. 16; Concierto para violín y orquesta, op. 6.

Edvard Grieg – Solveig’s Song

Todo Sobre la Música … Tu web de música

Comenta desde Facebook

Deja un comentario